miércoles, 10 de julio de 2013

ALBERTO MORAVIA

El ignorante tiene valor, el sabio miedo.

La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso, hay que salvarla como sea.

Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado.

Una dictadura es un estado en el que todos temen a uno y uno a todos.

 La vejez es una enfermedad como cualquier otra en la cual al final uno se muere irremisiblemente. El amor es un juego; el matrimonio un negocio. El amor puede hacerlo todo, y también lo contrario de todo.

 La felicidad es tanto mayor cuanto menos la advertimos. 

Sentido común: algo así como salud contagiosa. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada