viernes, 16 de abril de 2010

ERNESTO SÁBATO


Vejez: “Es triste envejecer, indudablemente, pero también uno hace una valoración extrema de lo único valioso: la vida misma”

Homenajes: “No sé, hay veces que los tomo con alegría de chico, y otras melancólicamente, como el canto del cisne, la exaltación vital que precede a la muerte”


Vocación: “Yo no bromeo con el arte”

Cantidad: “Si el número de obras seria  lo decisivo, sería Corín Tellado más importante que Cervantes”

Vigencia: “Se es moderno cuando se es eterno”

Destino: “El hombre es un ser de propósitos, un ser proyectivo como decían los existencialistas”

Existencia: “Vivir es convivir”

Valentía: “Fácil ser héroe si no se tiene miedo porque, como decía Sócrates, la verdadera valentía está en tener miedo y seguir adelante”

Paradoja: “Un hombre puede ser un fabuloso hombre de ciencia y ser espiritualmente una pobre persona. He conocido a tantos, algunos premios Nobel, que me resultaban algo así como gigantescos enanos”

Identidad: “Yo he estado con profunda emoción delante de la tumba de Dante, en Ravena. Con profunda emoción por que a fin de cuentas es uno de mis ancestros, pero no se puede comparar con la emoción incalculable, que me llenó los ojos de lágrimas, delante de los lugares que yo sabía que había estado y sufrido Cervantes”

Herencia: “El verdadero antepasado de un escritor son los antepasados de su lengua y no de su sangre”

Ciencia: “La ciencia sirve para lo que sirve. Sirve para hacer carreteras, puentes; sirve para hacer demostrar teoremas, pero no sirve para aprender a vivir y morir”

Ëtica: “La ciencia es amoral. Tan amoral es que se están haciendo cosas verdaderamente monstruosas: se alquilan úteros como se alquilan departamentos”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada